Definiciones

De ahí que el ritual de Ukei sea el “culto de los aterradores y exaltados dioses” y que la Tierra del Emperador sea aquella en la cual la buena fortuna surja del maravilloso poder de las palabras. Pues es evidente que cuando el sacerdote recita el ritual, sus palabras, cargadas de poder sagrado, invariablemente invocan la protección de todos los dioses del Cielo y de la Tierra. De modo que el Ukei es el “culto de las palabras cargadas de poder sagrado”.

Caballos desbocados, Yukio Mishima

Published in: on abril 10, 2009 at 5:03 pm  Dejar un comentario  

Guardianes

dscn2804

Estábamos parados en el semáforo de San Jerónimo, antes de cruzar las vías, cuando descubrió mi hermana un afiche de un bebé satánico pegado en el signo de alto. El semáforo estaba en rojo, y yo le pregunté si llevaba la cámara en su bolso. Me dijo que sí, que me apurara a sacar una foto al afiche del bebé satánico. Mi hermana conducía, y la circulación de los autos en el cruce del semáforo era de izquierda a derecha, según nuestra perspectiva. Yo no daba con la cámara, y me entró el pánico de perder la fotografía del bebé satánico. Cuando finalmente la hallé, me di cuenta que el semáforo ya había cambiado a verde. Le dije que se esperara mientras prendía la cámara, cosa que no aún lograba, ni lograría en ese instante. Tenía angustia de que los carros comenzaran a sonar el claxon, pero por alguna razón los autos se quedaron mudos, y los que estaban al lado tampoco se movieron, como esperando a ver si nosotros nos animábamos a cruzar el semáforo en verde primero. Cuando mi hermana finalmente dejó de pisar el freno, un auto desesperado pasó el cruce, para él en rojo, a toda velocidad frente a nosotros. Pensé en que si no hubieran pegado un bebé satánico, o si mi hermana no lo hubiera visto, o si yo no hubiera sido tan torpe encontrando la cámara y al prenderla, entonces… Nos dio la impresión de que era uno de esos momentos en que la gente hace cosas fantásticas para evitar la relojería de eventos desastrosos. En honor al afiche, regresamos al semáforo con la cámara lista para, ahora sí, tomarle una foto. Luego fuimos por helado.

Published in: on marzo 30, 2009 at 6:17 am  Dejar un comentario  

Orgánicas

“Consciente de que era de orden sexual el signo más distintivo de las máquinas solteras, Georgia O’Keefe afirmó que éstas se componían de un conjunto mecánico y de otro orgánico, y que entre ambos conjuntos se anudaban, en un círculo cerrado, complejas relaciones de placer y de terror, de éxtasis y de castigo, de vida y de muerte”

Historia abreviada de la literatura portátil, Enrique Vila-Matas

Published in: on marzo 27, 2009 at 5:30 am  Dejar un comentario  

Maquinaria

“La puerta de la Queca se cerró con un golpe y cuatro pies avanzaron; oí una risa desconocida, una combada frase de interrogación. En el escritorio, pequeño y liviano, tan parecido a un pupitre de colegial, el revólver estaría dormido, sabiendo ya por qué una vez a la semana, cerca del puerto, me inclinaba junto a la angosta vía del tren para recoger vidrios, pedacitos inútiles y oxidados de maquinarias.”

La vida breve, Juan Carlos Onetti

Published in: on marzo 24, 2009 at 7:42 pm  Comments (1)  

Mala Noticia

“¿Qué tiene alguien que confesar que valga o que sirva? Lo que nos ha sucedido, o le ha sucedido a todo el mundo o sólo a nosotros; en un caso, no es novedad, y en el otro no es cosa que se comprenda.”

El libro del desasosiego, Fernando Pessoa

Published in: on marzo 23, 2009 at 11:22 pm  Dejar un comentario  

Lamb

Cassidy stands up and straddles him, gazing soulfully at the scar.

CASSIDY
“He was pierced for our transgressions; He was crushed for our iniquities. The punishment that brought us peace was upon Him, and by His wounds we were healed.”

Randy contemplates the quote. He likes it.

RANDY
What’s that?

CASSIDY
It’s from “Passion of the Christ”.
(beat)
You never seen it?

Randy shrugs no.

CASSIDY (CONT’D)
Dude, you gotta. It’s amazing.

She sits down next to him again.

CASSIDY (CONT’D)
It’s, like, so inspiring. They throw everything at Him. Whips, arrows, rocks… Just beat the living fuck out of Him for the whole two hours. And He just takes it.

The Wrestler (2008)

Published in: on marzo 15, 2009 at 4:55 pm  Comments (1)  

Maravillas

“For the record, that summer our girl caught a cuerpazo so berserk that only a pornographer or a comic-book artist could have designed it with a clear conscience. Every neighborhood has its tetúa, but Beli could have put them all to shame, she was La Tetúa Suprema: her tetas were globes so implausibly titanic they made generous souls pity their bearer and drove every straight male in their vicinity to reevaluate his sorry life.”

The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, Junot Díaz

Published in: on marzo 12, 2009 at 4:41 am  Dejar un comentario  

500

“Most of all, he loved them for the pictures and stories they contained, the inspirations and lucubrations of five hundred aging boys dreaming as hard as they could for fifteen years, transfiguring their insecurities and delusions, their wishes and their doubts, their public educations and their sexual perversions, into something that only the most purblind of societies would have denied the status of art.”

The Amazing Adventures of Kavalier & Clay, Michael Chabon

Published in: on marzo 11, 2009 at 5:28 am  Dejar un comentario  

En el Azulejo

Me disculparán el atrevimiento de subirme aquí, frente a ustedes, sin el preámbulo de una banda o de un presentador, cosas por demás indispensables en el honrado oficio que mis compañeros ejercen; como también el asegurarles desde ya que no habrá interludios musicales, por razones técnicas y vulgares y que se escapan totalmente de mi limitada comprensión. Espero que la omisión de estos elementos no contravenga el sentido del lugar que nos acoge esta noche, y con ello me refiero exclusivamente a la venta de bebidas embriagantes; a tomar y a beber les exhorto, aunque por ello tengan que dejar de reír de vez en cuando y de complacerme con sus merecidos aplausos. Yo les digo también, así empezamos apenas, que no conozco estos parajes y que, por ello, me será difícil participar en el protocolo que se acostumbra para romper el hielo, para acercarse al respetable y preguntarle los lugares de donde nos visita. Nada me agradaría más que inquirir sobre su procedencia, mi respetable, pero a su respuesta no tendría contestación más cómica que un respetuoso silencio. Me disculparán entonces el asumir que mi respetable viene de pueblos más pequeños en relación al que nos encuentra esta noche: lugares tan aburridos, familias tan numerosas, calles tan desiertas y trabajos tan infrahumanos que es preciso abandonarlos con cierta regularidad para buscar espectáculos de voluble calidad como el que disfrutarán a continuación. Le pido también, mi respetable, que no se sorprenda si durante lo que dura la función no hago referencia específica a sus características físicas, aquellas peculiaridades que, según tengo entendido, explotan con mucha más gracia y arte mis compañeros de oficio: una nariz de lechuza, una calva de brillo asimétrico o un par de ojos bizcos serán sin duda el deleite apropiado para otra ocasión. Me disculparán así tanto la miopía como el astigmatismo: terribles condenas que han mermado mi visión desde niño, y que me impiden divisar más allá de las luces de estroboscopio y el micrófono que sostienen frente a mí. Como entenderá por esto mi respetable, me veo en la pena de seguir la línea de infundadas suposiciones: usted es, con una incertidumbre nada despreciable, veinticuatro hombres y diez mujeres que rondan entre los veintidós y los cuarenta y cinco años de edad; ha terminado con toda seguridad la educación básica y media; sus ingresos lo posicionan en una fluctuante y temerosa clase media; tiene uno punto tres hijos y medio perro promedio que afortunadamente ha dejado en casa. Espero que la omisión de algún elemento sentimental no provoque el resentimiento o la ira entre los presentes: nada peor para un carácter sensible como el de un servidor que la manifestación corpórea de alguna desavenencia humana: por ejemplo, apenas abro las páginas de un diario y el apetito o la digestión se me arruina al instante, dependiendo de la hora del almuerzo. Nada me agradaría más que saber de los conflictos humanos para esbozar un gran chiste sobre las relaciones de pareja y las diferencias entre los sexos; aquellos hilos que tejen de trama inverosímil las tragedias contemporáneas y los entremeses de pequeñas victorias: ¡qué broma sería! , me he dicho en un arranque de emoción. Lástima, como puede ver mi respetable, que mi arte se presente paralítico, como mis extremidades inferiores y las no tan inferiores, apenas pudiendo moverse con la ayuda de mecanismos retóricos y palabrería; viajando lento y en reversa, como en mi silla de ruedas, en la mayoría de los casos. Yo les digo también, aunque quizás algo tarde, por descuido, que nunca cargo con peluca ni maquillaje, y que tampoco sé bien hacer imitaciones de artistas famosos como mis compañeros de oficio. Me disculparán la hora, pero creo que, antes de seguir, sería bueno contar uno de cómicos. Un cómico le pregunta a otro: ‘Y tú, ¿de dónde eres?’, y el otro responde: ‘Se me ha olvidado’, y los dos se quedan callados, porque tienen alzhéimer.

Published in: on marzo 9, 2009 at 6:06 am  Dejar un comentario  

Universidad

(Aunque más nos valdría aprender matemáticas o mecánica,
¡Más nos valdría arar y sembrar! ¡Más nos valdría
Hacer de putos y putas!).

De La universidad desconocida, Roberto Bolaño

Published in: on marzo 5, 2009 at 3:28 pm  Comments (2)