Entra Ricardo [Toma 1]

Ricardo, quien por esos tiempos leía con fervor las novelas de Houellebecq, llevaba tres años recuperándose de su último noviazgo. Trabajaba como programador de C++ para una compañía hindú que desarrollaba software contable y herramientas de ingeniería industrial. Shamaal, su jefe, le había dado un aumento meses antes para evitar que renunciara. Se arrepintió a la semana, cuando comenzó la crisis y la paranoia. Del escritor francés, Ricardo había copiado la misoginia, el racismo soterrado y el pausado hablar.

Ricardo era el empleado más joven de la compañía. También era el foco de atención de los colegas más antiguos, quienes sentían en riesgo su empleo por la inesperada llegada del nuevo. Aunque compartía la hora de la comida con su grupo de trabajo y atendía las juntas sociales los viernes, nunca se atrevía a dar más que un par de comentarios tópicos en relación a los temas discutidos: los hijos, la esposa, el dinero. Temas recurrentes de los cuales poco o nada sabía, temas que todavía no materializaban su forma en algo tangible para él.

Yo sabía todo esto por ser el sustituto, es decir, por ocupar el lugar que Nina había dejado vacío. No llegaría al extremo de tildar a Ricardo como un ser antisocial, sino simplemente algo tímido, y no me sorprendió tampoco que después de un noviazgo tan intenso no tuviera amigos a los cuales recurrir para sus frivolidades y confidencias.  El momento más complicado, me contaba Ricardo, era a la hora de salir y despedirse de mano de los viejos y de su subrepticio rencor. Llevaba el cigarrillo a sus labios y esperaba paciente la inspiración para la siguiente frase. Sentí la envidia al contacto, me decía.

Ricardo se endeudó con un auto compacto, y pagaba a plazos las cirugías plásticas de su madre. El año de la crisis tendría lugar la rinoplastia. Con el dinero que le restaba de su quincena, Ricardo podía subirse al pedestal de la autosuficiencia y vernos desde arriba, muy lejos, a nosotros, los económicamente inactivos.

Anuncios
Published in: on enero 15, 2009 at 4:56 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://artesmecanicas.wordpress.com/2009/01/15/entra-ricardo-toma-1/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: