La Muerte de Marina de la Cruz

«Halláronla entonces no sólo ceñida desde la cintura al pecho con una cadena en extremo gruesa, sino lastimadas las piernas, los muslos y los brazos con coracinas de hierro y punzantes rayos, cuyas correas fue necesario se cortasen con tijeras y con cuchillos por estar ya cubierta de carne las ligaduras. Creo que el que más sentía su espíritu le quitasen del cuerpo aquellos instrumentos de merecer, que ni aún el mismo cuerpo, siendo así que se le arrancaban pedazos suyos entre los rayos y cadenas con vehemente dolor».

Carlos de Sigüenza y Góngora, “Parayso occidental, plantado, y cultivado por la liberal benefica mano de los muy catholicos, y poderosos Reyes de España Nuestros Señores en su magnifico Real Convento de Jesus Maria de Mexico”

Anuncios
Published in: on agosto 7, 2008 at 6:48 pm  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://artesmecanicas.wordpress.com/2008/08/07/la-muerte-de-marina-de-la-cruz/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: