Software Fantástico

El Compilador: Aplicación post-literaria encargada de enlazar redes neuronales adaptables, con el fin de determinar la originalidad probabilística en un texto de ficción. El Compilador funciona mediante el procesamiento paralelo entre los nodos de similitud semántica, y en su ordenamiento cronológico para asignar puntos de originalidad bajo un esquema esclavo-maestro. Así pues, no sólo se determina el valor de la obra en relación a lo previamente escrito y compilado, sino que también se deja latente un posible ascenso en caso de una influencia notable en textos posteriores.

Dentro de los últimos resultados obtenidos, en el ámbito relativo a la ficción occidental, Homero con su Odisea se mantiene en el puesto No. 1, denotándose como obra de mayor originalidad e influencia: 99.9% del total. Siguiéndole de cerca, Cervantes y Shakespeare con un 87,6% y 85,8% respectivamente. El promedio de originalidad en un clásico universal ronda el 50%, variando con una desviación estándar de tres puntos. Los textos de mayor acogida popular dentro de las mesas de novedades: 15%.

En el otro extremo, ligeramente arriba de blogs, diarios y revistas de crítica cultural (las cuales, inusitadamente, han alcanzado a valores negativos en la escala), se encuentra la obra del español Enrique Vila-Matas, con una originalidad que en los últimos meses ha pasado de 0.1% a 0.5%; por lo que es posible notar que el algoritmo se mejora a sí mismo día con día.

¡Enhorabuena!

Anuncios
Published in: on julio 30, 2008 at 8:56 pm  Comments (4)  

The URI to TrackBack this entry is: https://artesmecanicas.wordpress.com/2008/07/30/software-fantastico/trackback/

RSS feed for comments on this post.

4 comentariosDeja un comentario

  1. ¿Es de verdad esto?

    ¿Que significaría un puntaje negativo?

  2. Vila-Matas.
    Entendería ese puntaje si la calificación se refiriera a un balance entre sus obras. Cuánto tiene, por ejemplo, El mal de Montano (siento no ponerla en cursivas…, aunque no lo sienta en realidad) de los Suicidios Ejemplares o de Bartebly y compañía. En efecto, ahí el grado de originalidad se reduce a los atinados porcentajes que menciona el post. Con todo, a mí me encanta. Saludos.

  3. ¿Y qué tal Pierre Ménard, autor del Quijote?

  4. Rubas: no es verdad. Aunque fácilmente podría serlo. Ya existe el Projecto Gutenberg, ya existe Google. ¿Qué tan difícil les sería unir fuerzas?

    En cuanto al puntaje negativo, la comunidad científica todavía no llega a un acuerdo. Estaremos informado.

    Lear: puede ser peligroso confundir originalidad con calidad. Por mi parte, también me considero groupie de Vila-Matas. París no se acaba nunca me pareció genial, y ni se diga de B. & Co.

    Felipe: la obra de Borges presentó comportamientos muy exóticos al momento de ser introducida en el Compilador. Si bien su puntaje de entrada fue despreciable, rápidamente fue ganando originalidad, conforme al número de imitaciones, críticas y ensayos basados en Borges creció en número.

    Dentro de la cronología de la originalidad, se ha planteado evaluar a las obras contemporáneas con un marco de referencia “después de Borges” (d.B.), re-evaluando a las obras posteriores con respecto a la del argentino.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: